Enfermedad Vascular Periférico

Así como las arterias del corazón sufren de estrecheces por placa de colesterol o calcio, las arterias de las piernas, los riñones o el cuello también pueden sufrir por este tipo de obstrucciones causando calambres o dolor en piernas, muslos o nalgas según el lugar de la obstrucción, la intensidad del dolor es un signo de gravedad.

A veces pueden sentirse calambres en las piernas al caminar, empeorando generalmente el dolor a medida que aumenta la actividad física. Estos calambres se denominan «claudicación intermitente». Al igual que el dolor de la angina de pecho, el dolor en las piernas ocasionado por la claudicación intermitente generalmente desaparece con el reposo. Las temperaturas bajas y algunos medicamentos también pueden provocar dolor en las piernas.

El cierre de las arterias puede llegar a ser tan grave que no permita el paso de sangre y el miembro llega a engangrenarse, para evitar una amputación es posible tratar este tipo de enfermedad con dispositivos como balones y stents que abren las arterias y permiten el paso de la sangre.






Otras preguntas frecuentes que los pacientes se hacen que podrian interesarle